Email

lunes, 21 de enero de 2013

Utilice el método socrático para ganar fácilmente una discusión.

La meta con el método socrático es examinar las posibilidades, y eso se hace haciendo preguntas, no dando respuestas. Sócrates era conocido (y criticado) por hacer preguntas a las cuales él no tenía respuesta. 
La clave para usar el método Socrático es ser humilde. No asumas que tú o alguien lo sabe todo. Cuestiona cualquier premisa. 
El método socrático no es sobre probar a las personas que están equivocadas, si no desafiar las declaraciones. Si tu meta es discutir con efectividad, Sócrates puede ofrecerte muchos consejos, pero este método se usa mejor para desafiar incluso tus propias creencias. 

Las discusiones por o general van de las mano de la ira, en la ecuación, a menudo ambas partes estan frustradas y molestas. Usando cuestionamiento socrático en una discusión, sin embargo, puede ayudar a la gente ver las cosas desde su punto de vista sin causar conflictos innecesarios.

En lugar de imponer tu punto de vista, el método socrático se concentra en hacer preguntas para ayudar a ambas partes reflexionar sobre la situación en lugar de sólo verbalizar sus (a veces exagerados) sentimientos.

Por ejemplo si tu pareja está muy molesto por haz llegado a casa a altas horas de la noche.  Te dice: "Tú no me llamaste! Estaba muy preocupado, y probablemente estabas en el bar con alguien!" Se podría responder, "No cariño, no es asi, lo juro." Si fueras una persona calmada y razonable, pero efectivamente se trata de dos cabezas dándose cabezazos, el uno contra el otro, tratando de imponer con mayor fuerza su punto de vista. Lo que se sugiere en su lugar, es hacer preguntas. Esto lo coloca en una posición de control sin ser agresivo, y obliga al oyente a aceptar su propia intolerancia o razonamiento defectuoso. Diga algo como: "¿Por qué te molesta ¿Qué crees que lo que estaba haciendo es algo malo y que nos perjudica, no puedes confiar en mí?" En lugar de discutir de un lado al otro, estás animando a expresar lo que siente, y parece como si estuvieras haciendo un esfuerzo por escuchar. Eventualmente te perdonara, o tendrá que ver que se ha equivocado, o que va a ver que estaba siendo injusto.

Es un ejemplo muy machista, pero funciona para los acalorados debates también. En vez de decir, los animales no tienen la intención de estar en cautiverio, por ejemplo, ¿Crees que los animales estaban destinados a estar en cautiverio? La redacción de su punto de vista en la forma de una pregunta obliga a verlo desde su punto de vista, les guste o no, porque una cuestión psicológicamente los coloca en una posición en la que tiene que responder.

Método de encontrar la verdad creado por Sócrates y que consiste en hacer determinado tipo de preguntas hasta que el interlocutor se conteste a si mismo.
En el método socrático se distinguen dos momentos que se despliegan durante la conversación:
1. Ironía: en un principio, se busca derribar los principios que rigen la razón del interlocutor, provocando en él una sensación de desconcierto y vacío.
2. Mayéutica: una vez "purgada el alma" del interlocutor, se busca con astucia y con las preguntas adecuadas que él mismo encuentre las respuestas correctas a la cuestión.

Por ejemplo:
A) Siento que mi vida no tiene sentido.
B) ¿Porque?
A) Porque me siento triste y solo.
B) ¿Con quien vives?
A) Con mis padres.
B) ¿Ayudas de alguna manera en tu casa?
A) Si porque mis padres ya son grandes y necesitan de mi en todo sentido.
B) ¿Podría decirse que les eres muy util?
A) Si definitivamente.
B) Si murieras, ¿Que sería de tus padres?
A) No lo sé probablemente morirían ya que no tiene jubilación. Y les cuesta movilizarse.
B)¡Que bueno por tus padres que tu vivas con ellos!
A) La verdad que si, ¡yo tambien me alegro!


Es una idea bastante simple y una táctica fácil para la resolución de conflictos. La próxima vez que te encuentres en una discusión, usa el método socrático.

Apoya por favor es sitio y difundelo, gracias.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...